El ancla a la realidad

diciembre 22, 2016 2:37 · Publicado por · 1 Comentario

La mayoría de las técnicas de masaje tienen una repercusión positiva común sobre el trabajo que realizan a nivel físico en el cuerpo: favorecen la circulación sanguínea y/o linfática, movilizan las toxinas que quedan atrapadas en los nudos de las fibras musculares… colaboran en la liberación de contracturas musculares y en la elongación de los tejidos, y, en mayor o menor medida, obtienen un consecuente alivio en el tratamiento de diversos dolores, recuperan el rango del movimiento articular y ayudan a retomar una óptima postura anatómica.
Estos bien llamados beneficios, son una labor que, por sí sola, ya pueden producir un gran cambio es nuestro estado general. De la misma forma que nos encontraremos más a gusto alojándonos en una casa cálida, amplia y ordenada, viviremos más cómodos en un cuerpo sano.

Para los que nos dedicamos a ofrecer el Masaje Californiano, entendemos que el sosiego de un hogar lo aporta la persona, y es por esto que es tan relevante el trabajo de profundizar en el interior.
La mayoría de las personas que acuden a una consulta regular se encuentran perdidos o mareados ante las diferentes situaciones externas en la que se hallan y hablan de una necesidad de reconectar consigo mismos.
Es como dar vueltas girando sobre uno mismo -como una peonza- para muchos este fue uno de nuestros grandes juegos infantiles. De mayores este juego se convierte en una gran meditación: si tu atención la diriges únicamente afuera te mareas hasta tal punto que probablemente te caigas.
Podemos reflejar esto en lo que nos pasa en la vida: si volcamos toda la mirada a fuera, poco a poco se emborronarán las imágenes distorsionando la visión clara de la realidad, lo que nos llevará a marearnos cada vez más hasta que llega el colapso, que es sólo el salvamento de urgencia.
Para poder observar una realidad nítida sin perdernos en fantasías o fantasmas, necesitamos mantener el ancla a un punto fijo. Retomar el contacto con el cuerpo significa cerrar los ojos, girar la mirada hacia uno mismo y desde ahí volver a abrirlos, manteniendo uno hacia dentro – uno hacia fuera.

El Masaje Californiano es un tipo de masaje sensitivo que permite a las personas conectar con su cuerpo. Sumando la experiencia de una profunda relajación a todos los beneficios que hemos nombrado al principio del artículo, la persona que recibe un masaje californiano logra un incremento de energía, una mayor productividad y una conciencia más elevada.
La sensación de integridad psíquica, física y espiritual así como la paz y vivacidad que proporciona a quien lo recibe lo están llevando a ser una de las modalidades de masaje más demandadas en todo el mundo.

María Lucas
Terapeuta en Masaje Californiano Esalen y colaboradora de la Escuela Spazio Masajes
Contacto: Espacio Calithai Masajes www.masajeterapia.net
E

Categorizado en:

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *